¿Estás buscando una nueva red social? Acá te mostraremos alternativas

15/11/2022
Una mirada personal a la podcatósfera
11/11/2022
La computación cuántica se pone zancos y avanza aceleradamente
21/11/2022
• Los anuncios de Elon Musk sobre los cambios en Twitter han provocado que muchos usuarios analicen alternativas en plataformas de microblogging.

 

Con la compra de Twitter por parte de Elon Musk y los posteriores anuncios respecto de los cambios en la plataforma, algunos usuarios están vitrineando alternativas para cambiarse de red social. En la microblogósfera hay varias opciones: Mastodon, Countersocial, Minds y un largo etcétera.

Primero, algo de historia. Twitter partió en 2004 como una aplicación que permitía dejar mensajes de voz y que quedaban alojados en la nube. La partida de la plataforma como se conoce actualmente fue dos años después. En ese momento era un servicio interno de otra aplicación llamada Odeo. Era el tiempo en que los usuarios tenían un límite de 140 caracteres para escribir sus mensajes.

La explosión de Twitter fue en 2007. En ese momento los servidores de la compañía debieron soportar el crecimiento de 20 mil tuits diarios a más de 70 mil mensajes cada 24 horas. Hoy es la séptima red social favorita con 3,3% de los usuarios de Internet suscritos.

Los últimos meses han llenado a la compañía de polémica. Elon Musk, el multimillonario controlador de Tesla, compró la plataforma en 44 mil millones de dólares, despidió a los máximos ejecutivos y anunció cobros por la verificación de identidad y que deseaba convertirla en la «plataforma de publicidad más respetable del mundo«.

Muchos usuarios -o clientes- de la red social del pajarito azul comenzaron a vitrinear otras redes sociales y aquí una breve muestra de lo que se puede encontrar.

mastodon.social

Mastodon fue lanzado en 2016 con la instancia principal mastodon.social, y desarrollado a partir de GNU Social. Este es un proyecto del proyecto GNU, de Richard Stallman, destinado a crear redes sociales descentralizadas utilizando el estándar abierto Ostatus. Este estandar permite que los usuarios de diferentes servidores o nodos puedan interactuar entre ellos.

Las diferencias entre Mastodon y Twitter no sólo están en su funcionamiento descentralizado a través de código abierto y software libre. Se promociona como una alternativa a Twitter sin censura, aunque eso no quiere decir que no haya normas. Cada comunidad o instancia crea sus propias normas, pero en la web de la instancia principal vemos algunas normas de conducta mínimas para evitar mensajes sexistas, racistas, xenofobos, la pornografía infantil o la publicidad excesiva. 

El primer paso para registrarte en Mastodon es decidir en cuál de sus comunidades quieres participar. Para ello, si entras en la web joinmastodon.org , al final del todo tienes una lista de servidores que pertenecen a la red. Sobre la lista tienes dos casillas en las que puedes elegir la temática y el idioma que buscas, y a partir de ello te mostrará una lista de instancias disponibles incluyendo el número de usuarios que tienen. Luego, también puedes optar por registrarte en mastodon.social, que es el primer servidor que se creó.

 

 Counter.social

Se trata de una de las alternativas a Twitter más parecidas a Twitter. Es una red social de microblogging alternativa y que dice diferenciarse por ser la primera con política de tolerancia cero frente a las naciones hostiles, cuentas de bots y trolls, que están usando las redes sociales y nuestras libertades para influenciar a otras personas.

Esto parece algo difícil de conseguir, aunque esta red creada en 2017 ha superado ya los 60 millones de usuarios. Es gratuita y sin publicidad, aunque para monetizarse ofrece cuentas PRO con funciones extra y está abierta a mecenazgos en su cuenta de Patreon. Por lo demás es como Twitter pero con mensajes de hasta 500 caracteres, con sus retweets, sus respuestas, estrellas para marcar favoritos, hashtags, etcétera.

 

Minds.com

Minds es una propuesta que navega en una fórmula entre Twitter e Instagram, y donde puedes compartir contenido multimedia como en una pero usar las interacciones de otras. La red social promueve sobre todo la libertad de expresión, e intenta centrarse en los influencers y creadores de contenido.

Para eso, la aplicación ofrece herramientas nativas de análisis de contenido para poder revisar cómo impactan tus publicaciones, e incluye otras opciones como chats cifrados, grupos y blogs. Es una buena idea, pero sólo el esqueleto, porque de momento no tiene demasiados usuarios, unos seis millones.


MI.UCHILE
Skip to content